jueves, 15 de agosto de 2013

LAS VIDAS ROTAS DE LA CARRETERA. (III) Accidentes de tráfico en España. Año 1931




Continuamos con la serie de reportajes sobre los accidentes de tráfico en España ocurridos desde los inicios de la automoción en nuestro país, hace ahora poco más de un siglo. Comenzamos con la década de 1920, proseguimos en la segunda entrega con los accidentes ocurridos en el año 1930, y en la presente entrega nos ocuparemos de los sucedidos en el año 1931. A partir del año 1929 cada reportaje comprende un año completo (por lo menos entre 1930 y 1935), ante la gran cantidad de información que existe de esos años sobre la materia en las hemerotecas, si bien para nuestro trabajo estamos empleando únicamente la del diario ABC, al ser la más completa y mejor estructurada de las que hemos encontrado (con una sección fija titulada Accidentes y atropellos de automóvil), sin que nos mueva ningún otro criterio distinto del meramente informativo a la hora de haber elegido esta publicación.

Por otra parte, y dado el interés y curiosidad que encontramos tanto en la forma como en el estilo de redacción de estas luctuosas noticias de accidentes de tráfico reflejadas en dicho periódico, nos ha parecido oportuno a partir de aquí mostrar una captura de imagen de cada noticia correspondiente tal cual apareció en las páginas de este medio, en lugar de limitarnos a una exposición escrita de los sucesos referidos, como habíamos hecho en las dos entregas anteriores. De este modo, los lectores del blog tendrán acceso a la información ofrecida de manera tan directa, completa y fiel como la tuvieron los lectores originales del diario ABC hace más de ochenta años, cuando se produjeron los sucesos de los que se hacen eco sus páginas, y ello les permitirá en algunos casos asombrarse de muchos de los datos y detalles -que en la prensa de hoy se obvian por innecesarios- que facilitan los redactores de cada noticia, como por ejemplo los domicilios y profesiones de las víctimas y otras de sus circunstancias personales que en nada enriquecen la noticia desde nuestra perspectiva actual, pero que sin embargo, precisamente desde esa perspectiva contemporánea, nos resultan ahora tan curiosos como chocantes. Pero también, al mismo tiempo, nos permite imaginar cómo hacían su trabajo los periodistas de sucesos de entonces, desprovistos casi de medios técnicos (la mayoría de las poblaciones del país no contaban con líneas telefónicas en los años 30 del pasado siglo), y con escasas posibilidades de contrastar la veracidad de todos los detalles de cada noticia ofrecida al lector. Comunican de..., nos llegan noticias desde... son coletillas ampliamente empleadas que denotan que ellos nunca eran testigos presenciales de los hechos narrados, sino meros transmisores de la información oral que les llegaba a través de terceras personas más cercanas a los lugares en donde estaba la noticia en cada caso.

Después de repasar completa la hemeroteca digital del diario ABC correspondiente al año 1931, nos encontramos que sus páginas reflejan un balance de por lo menos 39 muertos y 107 heridos por accidente de tráfico en calles y carreteras españolas, si no hemos contado mal. Sin duda una mínima parte de la siniestralidad registrada, pues la mayoría de estos graves percances automovilísticos pasarían desapercibidos sin llegar a tener siquiera oportuno reflejo en la prensa, y bajo esta premisa hay que considerar la cuestión. Porque, además, que sepamos, no existen estadísticas oficiales sobre el número de accidentes y sus víctimas en aquellos años, entre otros motivos porque tampoco existía un organismo o departamento encargado de ello, como pudiera ser la DGT en nuestros días.

Y ya, sin más preámbulo, vamos a ocuparnos de este  particular dossier de prensa del año 1931, sin indicar la fecha concreta (día y mes) de cada publicación, por resultar del todo irrelevante a los efectos de lo que estamos tratando.
























































lunes, 5 de agosto de 2013

TRAMOS ABANDONADOS EN LA C-3321 (Crevillent-Torrevieja).


Un reportaje de J. Pozuelo para EN LA CARRETERA

(Clic en las imágenes para abrir los enlaces a Google Street View.)

VER REPORTAJE PREVIO: «C-3321: historia y vestigios»


Mostraremos en este nuevo reportaje sobre la C-3321, en realidad continuación del anterior (arriba citado), los tramos que han quedado abandonados a causa de rectificaciones que el trazado ha ido sufriendo, nuevos cruces, desvíos provisionales, etc.

El primero (imagen sobre estas líneas) se ubica entre las actuales autopistas A-7 y AP-7; probablemente se tratase de un desvío provisional mientras construían el puente que habría de salvar la AP-7, que se encuentra más adelante.

Este es el final del tramo, y el puente de la actual carretera a la izquierda de la imagen:



Después de atravesar la autopista, vemos la segunda parte del tramo:



Debido a la construcción del área de servicio de El Realengo, sito aproximadamente en el kilómetro 728 de la AP-7, la CV-904, que hasta entonces era una recta perfecta, habrá de sufrir un desvío ya que la estación iba a construirse justo por donde pasaba la carretera.

Todavía hay pequeños retazos de lo que en su momento fue la carretera, que ahora bordea el área de servicio:



Después de bordear la gasolinera nos encontramos otros restos, más numerosos:



Unos kilómetros más adelante, a poca distancia de entrar a Catral, tenemos la antigua entrada a la carretera de San Felipe Neri, CV-8630, cegada:



Ahora se accede a ella por una rotonda más adelante, para más seguridad. La imagen del otro extremo del tramo cegado:



Ya no es hasta Benijófar cuando podemos encontrar algún tramo más. Este se encuentra en Ciudad Quesada, cerca de la confluencia entre la CV-905 y la CV-905a (carretera de Ciudad Quesada a Benijófar, parte de la antigua C-3321), utilizado ahora como vía de acceso a las naves aledañas:



Y desde el acceso a Ciudad Quesada desde el citado cruce, se ve así:



Y siguiendo el tramo en sentido Torrevieja:



Al avanzar un poco más nos encontramos con esto:



Y esta es la unión con la carretera actual (CV-905). Se aprecia a la izquierda un pequeño camino por el que se puede acceder a este tramo:



Por último, este tramo abandonado perteneciente a la antigua carretera CV-90; este es uno de los extremos, desde la CV-905, en el carril que se dirige hacia la AP-7:



Esta es la vista desde el otro extremo del tramo, ubicado en la CV-940; se puede apreciar que ha sido cegado con montículos de arena:



También puede verse otra perspectiva en una de las imágenes del epígrafe «Un poco de historia» del artículo «C-3321: historia y vestigios» (enlazado al principio); en concreto, la de la salida 745 de la AP-7. En la imagen de satélite se puede apreciar perfectamente el tramo y su trayectoria a ambos lados de la autopista.

Al otro lado de la autopista, como se menciona, esta carretera sigue; se aprecian los restos de una antigua intersección que tenía aspecto de se der una glorieta partida:



Y también cómo esta antigua carretera trata de seguir su ya inexistente camino: