sábado, 15 de junio de 2013

C-3321 (Crevillent-Torrevieja). HISTORIA Y VESTIGIOS



Un reportaje de J. Pozuelo para EN LA CARRETERA

VER TAMBIÉN: «Tramos abandonados en la C-3321»


En este reportaje hablaremos de la antigua carretera comarcal C-3321; expondremos algo de la historia de la misma, mostraremos los vestigios que aún se conservan a lo largo de esta vía y que recuerdan esta antigua nomenclatura, y mostraremos además (en el artículo arriba citado) algunos tramos abandonados o en desuso que actualmente quedan de dicha carretera.


Un poco de historia

La carretera C-3321 era la antigua comarcal que unía las ciudades de Crevillent y Torrevieja (en realidad, la carretera empezaba unos kilómetros al sur de Crevillent, en la N-340). Discurría íntegramente por la provincia de Alicante, tenía unos 35 kilómetros de longitud, y pasaba (en este orden) por las poblaciones de Catral, Dolores, Almoradí, Formentera del Segura, Rojales y Benijófar, antes de llegar y adentrarse en el núcleo urbano de Torrevieja, donde tenía fin, habiendo pasado por el actual Parque Natural de las Lagunas de la Mata y Torrevieja, de gran valor ecológico.

El recorrido original de esta carretera puede verse en el siguiente mapa (salvo rectificaciones recientes puntuales):

Fuente: Google Maps. Ver en Google Maps


La carretera C-3321 propiamente dicha, es decir, con esa nomenclatura, nació en el año 1939 con la creación del llamado «Plan Peña» (llamado así por el ministro de obras públicas de la época, Alfonso Peña Boeuf), con la intención de reconstruir las infraestructuras viarias después de la Guerra Civil, y organizarlas según tres categorías: carreteras nacionales, comarcales y locales. En ese año solo se asignaron nomenclaturas a las nacionales y comarcales, y una de ellas era precisamente la que nos compete, la C-3321, oficialmente denominada «de Crevillente a Torrevieja por Dolores». Se tomó para conformarla un fragmento de la llamada «carretera de Novelda a Torrevieja», nombre que recibía la vía antes de 1939.

Esta vía fue de titularidad estatal hasta el año 1984, cuando se transfieren a la Generalitat Valenciana esta y la práctica totalidad de las carreteras comarcales y locales que discurrían por la Comunidad Valenciana. No obstante, conservaría la nomenclatura «C-3321» hasta el año 1995, cuando ya se cambian todas las nomenclaturas de las carreteras valencianas con las conocidas claves «CV-XX», «CV-XXX» y «CV-XXXX».

Travesía de la C-3321 en Catral en los años 80-90.
(Fuente: www.begv.gva.es/arena/folletos/OP/1995/1995OP27.pdf)


Travesía de la C-3321 en Dolores en los años 80-90.
(Fuente: www.begv.gva.es/arena/folletos/OP/1995/1995OP27.pdf)


Travesía de la C-3321 en Benijófar en los años 80-90.
(Fuente: www.begv.gva.es/arena/folletos/OP/1995/1995OP27.pdf)


El trazado de la comarcal anteriormente descrito permaneció inalterable durante décadas, pero llegados los años 90 esta carretera ya estaba ciertamente obsoleta para el tipo y la cantidad de tráfico que por aquel entonces la frecuentaba.

El aumento del tráfico hasta los 10000 vehículos diarios, junto al precario estado de esta vía y sus travesías existentes hasta el momento, que apenas llegaban a superar en algunas zonas los 5 o 6 metros de ancho, y jalonadas de puntos negros debido a la gran cantidad de intersecciones con la intrincada red local de carreteras, no tenían la capacidad requerida en ese momento de absorber adecuadamente todo el flujo de vehículos. Además, la comunicación de estas poblaciones y del resto de la comarca de la Vega Baja con el resto de comarcas de la provincia de Alicante era, en general, bastante deficiente al no poder conectar con eficacia con los grandes ejes de comunicación existentes en ese momento.

Todos estos factores motivaron en esta década la construcción de una nueva y adecuada variante que evitase las travesías por todas estas poblaciones, y así obtener un tráfico más fluido, acortando los tiempos de recorrido considerablemente y mejorando las comunicaciones con el resto de poblaciones y comarcas. Esta variante, construida entre Catral y Benijófar, y conocida como el «eje Crevillente-Torrevieja», pasaría a ser la carretera CV-90, siguiendo la antigua vía férrea entre Albatera y Torrevieja (en desuso en esos años). En esta obra se incluyó también la remodelación del tramo de la ya antigua C-3321 entre la N-340 y Catral, donde comenzaba esta nueva variante. Pasado Benijófar, la variante finaliza y retoma la antigua C-3321 hasta Torrevieja (por supuesto, también bajo la nomenclatura de CV-90).

Construcción de la CV-90 junto al Río Segura.
(Fuente: www.begv.gva.es/arena/folletos/OP/1995/1995OP27.pdf)


CV-90, kilómetro 23, a su paso cerca de Ciudad Quesada.
(Fuente: www.begv.gva.es/arena/folletos/OP/1995/1995OP27.pdf)


Las obras comenzaron en mayo de 1993, y se prolongaron durante dos años. Esta vía fue construida como parte de un proyecto de autopista que podría comunicar en un futuro las ciudades de Alicante y Cartagena; por ello, en su construcción se pensó en un posterior desdoblamiento de la misma y todas las estructuras existentes (como puentes) se construyeron con vanos suplementarios y así poder albergar la nueva calzada de la hipotética autopista.

Carretera CV-90 ya construida y abierta al tráfico. Se puede observar el doble vano del puente del fondo, preparado para el futuro desdoblamiento de la carretera.
(Fuente: www.begv.gva.es/arena/folletos/OP/1995/1995OP27.pdf)


Pero en este tiempo no solo se creó esta nueva variante para mejorar el tráfico y la seguridad. Además, en el tramo entre Benijófar y Torrevieja se acometieron las reformas de varias de las intersecciones existentes, la mayoría en forma de «T», para su conversión en rotondas y así poder canalizar mejor el creciente tráfico en la carretera. Se rectificaron las intersecciones con la carretera a Guardamar del Segura (A-302, actual CV-895), con la carretera a Los Montesinos (A-340, actual CV-945), y los accesos a la urbanización de San Luis.

Remodelación de la intersección entre la C-3321 y la carretera de Guardamar del Segura. Se puede ver la rectificación que ha sufrido esta segunda al enlazar en la nueva rotonda.
(Fuente: www.begv.gva.es/arena/folletos/OP/1995/1995OP19.pdf)


Remodelación de la intersección entre la C-3321 y la carretera de Los Montesinos. Al fondo se ve la intersección con la carretera de Guardamar.
(Fuente: www.begv.gva.es/arena/folletos/OP/1995/1995OP19.pdf)


Todo siguió así hasta la construcción de la ya mencionada autopista, de peaje, entre Alicante y Cartagena, inaugurada el 6 de julio de 2001, y denominada A-37 (actualmente AP-7). Esta comienza en el kilómetro 724 de la A-7, a un kilómetro aproximadamente del inicio de la CV-90, y se extiende a través del recorrido que tenía esta misma carretera, la cual se desdobló hasta las cercanías de Ciudad Quesada (Benijófar). A partir de este punto, la ya antigua carretera CV-90 se separaba del nuevo trazado de la autopista para continuar hasta Torrevieja, mientras que la autopista continuaba hasta Cartagena.

En este momento la carretera pierde esta nomenclatura CV-90, quedando dividida hasta la actualidad en tres tramos:
  • CV-904, o tramo entre la N-340 y Catral.
  • A-37 (AP-7), o tramo entre Catral y Ciudad Quesada (km 745 de la autopista).
  • CV-905, o tramo entre la salida 745 de la AP-7 y Torrevieja.

Salida 745 de la AP-7, donde comienza la actual CV-905 (la carretera desdoblada que nace en la rotonda). Se aprecia en la parte izquierda de la imagen un tramo ya abandonado de la antigua CV-90.
(Fuente: http://www.citma.gva.es/web/carreteras/act-comarcas-car/listado-obras-car/vega-car)


Pero no es esta la única obra acometida, pues también, y al mismo tiempo, se efectuó el desdoblamiento de la CV-90 entre Ciudad Quesada y Torrevieja (renombrada a CV-905, recordemos), aunque no para su conversión en autopista, sino adaptándose a las intersecciones ya existentes, y respetando el Parque Natural de las Lagunas de la Mata y Torrevieja.

Glorieta de la CV-905 en Ciudad Quesada, después de su desdoblamiento. Se observa el antiguo trazado recto de la C-3321, en la parte derecha de la imagen.
(Fuente: http://www.citma.gva.es/web/carreteras/act-comarcas-car/listado-obras-car/vega-car)


Estas obras se comenzaron en febrero del año 1999 y se extendieron durante los tres años siguientes.

CV-905 cerca de Ciudad Quesada, antes y después de las obras de desdoblamiento.
(Fuente: http://www.citma.gva.es/web/carreteras/act-comarcas-car/listado-obras-car/vega-car)


CV-905 a su paso por la urbanización de San Luis, antes y después de las obras de desdoblamiento.
(Fuente: http://www.citma.gva.es/web/carreteras/act-comarcas-car/listado-obras-car/vega-car)


CV-905 a su paso por la urbanización de El Chaparral, antes y después de las obras de desdoblamiento.
(Fuente: http://www.citma.gva.es/web/carreteras/act-comarcas-car/listado-obras-car/vega-car)


CV-905 cerca de un centro comercial correspondiente a una conocida cadena, antes y después de las obras de desdoblamiento.
(Fuente: http://www.citma.gva.es/web/carreteras/act-comarcas-car/listado-obras-car/vega-car)


CV-905 cruzando la variante de la N-332 en Torrevieja, antes y después de las obras de desdoblamiento.
(Fuente: http://www.citma.gva.es/web/carreteras/act-comarcas-car/listado-obras-car/vega-car)


Todas las obras efectuadas en la historia de la carretera, cambios de nomenclatura y demás cambios realizados en la comarcal C-3321 han dejado ciertos vestigios de esta antigua nomenclatura aún hoy presentes, aparte de numerosos tramos abandonados o en desuso, los cuales enumeraremos en los siguientes apartados.


FUENTES:
Generalitat Valenciana: Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente.


Los vestigios del pasado

A continuación listaremos los anteriormente citados vestigios donde aún permanece la huella de la antigua denominación «C-3321», que han sobrevivido al paso del tiempo y a las numerosas remodelaciones y cambios de nomenclatura de esta vía. Por desgracia, no es demasiado abundante la cantidad de ellos que han llegado a nuestros días. La gran mayoría de ellos están ubicados en el trazado de la antigua y original comarcal (que aún se conserva completamente entre Catral y Benijófar) en el tramo comprendido entre las localidades de Dolores y Almoradí.

El primer resto lo encontramos en una rotonda en la travesía de Dolores, en dirección a Catral:





Se trata de una señal de indicación a Dolores y Catral que aún conserva un cajetín en la parte superior con la nomenclatura «C-3321». En su parte trasera se ve la fecha de fabricación: noviembre de 1991. Por esa fecha, la carretera ya pertenecía a la Generalitat Valenciana, aunque aún quedarían cuatro años para que perdiera la denominación de comarcal.



Saliendo de Dolores en dirección a Almoradí, este hito metálico del kilómetro 12 de la C-3321 nos recibe:





Este era el modelo de hito kilométrico metálico existente entre la época de los vetustos mojones de piedra del «Plan Peña» y el modelo de hito metálico que se puede ver actualmente en las carreteras.


El hito fue fabricado en septiembre de 1990.

Pero también se conserva el hito en el sentido contrario. En este caso, resultaba peligroso realizar fotografías del mismo por las condiciones del tráfico y del escaso espacio alrededor del mismo, además de estar completamente cubierto por vegetación. Estas están tomadas desde la orilla opuesta de la carretera:




No obstante, podemos ver el hito gracias a las imágenes históricas de Street View, cuando aún no había crecido la maleza:




Un poco más adelante, esta señal de noviembre del 90 nos indica, si vamos hacia Dolores, que estamos a algo más de un kilómetro de allí:






En una intersección ya próxima al cruce con la AP-7 encontramos sendas señales de indicación de una «glorieta partida», cuya fecha de fabricación resulta ilegible. Hacia Almoradí, esta. Nótese que dentro del cajetín verde, a la izquierda, figura el símbolo de la Generalitat Valenciana.





Y al otro lado de la intersección, su análoga. Por los motivos anteriormente citados, tampoco fue posible tomar una fotografía en condiciones de seguridad; volvemos a recurrir a Google Street View para mostrarla:




No es hasta Formentera del Segura cuando podemos encontrar algunos restos más de la vieja carretera. Poco antes de llegar a esta población nos encontramos con el siguiente vestigio: ¡el antiguo hito pétreo Peña del kilómetro 19! Una sorpresa muy agradable.





Pero no es el único (por suerte), pues a la salida de Formentera, se conserva aún el del kilómetro 20. Junto a él, una no desdeñable vetusta señal de fin de población, fechada en diciembre de 1988.





Y ya no es hasta llegar a Torrevieja, el fin de esta ruta, cuando encontramos los últimos restos. El primero, en una glorieta próxima a un supermercado de una conocida cadena. Es un cartel de indicación de glorieta al cual le faltan algunas de las lamas inferiores, y que está llena de enredaderas por su parte trasera.





El segundo, en la entrada al núcleo urbano por la calle Orihuela (entrada por la CV-905, otrora la comarcal): otra señal de indicación de glorieta donde la nomenclatura antigua aún sigue vigente.




En otra de las vías que parten de esa misma rotonda existe otra indicación con la antigua nomenclatura. También le faltan varias lamas inferiores.




Hasta 2009 también existió el siguiente cartel cerca de las últimas anteiores aquí expuestas; desgraciadamente, fue retirado en esa fecha.




Tramos abandonados

Ir a «Tramos abandonados en la C-3321»